Ahora que os toca, voy a contaros como ha sido mi cuarentena que mañana termina - BuscandoRespuestas.com

BuscandoRespuestas.com

Actualidad médica

Ahora que os toca, voy a contaros como ha sido mi cuarentena que mañana termina

14 marzo, 2020

No te pierdas: ‘El Diario de Bea’ »

Nihao!

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentrios, enviar preguntas…

Catorce días sin pisar la calle, sin tener contacto con nadie, sin ampliar la mirada más allá de lo que me permiten las ventanas, aislada, tratada como una posible infectada, sin voces ni risas compartidas… Pues ya han pasado estos catorce días y no ha sido para tanto.

Durante todo este tiempo he tratado de contaros cómo se vivía en China el COVID-19: cómo le han hecho frente, qué medidas han llevado a cabo, en qué situación están ahora, cómo se trata a los extranjeros o recién llegados, cómo perciben la situación que hay en otros países y cómo están reaccionando al respecto.

Para todo lo que no he podido vivir en primera persona por mi cuarentena, he estado leyendo noticias y redes sociales de China. Y hoy, como un día más, he vuelto a hacer lo mismo para ver qué tenía que contaros. Pero la verdad es que no he encontrado nada nuevo, todo sigue siendo más de lo mismo con distintos titulares y distintas cifras. La portada de uno de esos periódicos, el Hubei Daily, cuya imagen ilustra este artículo, se construye con la foto de uno de los médicos de Wuhan que se han juramentado para no bajar la guardia y mantener la ciudad a salvo.

Pero como no es mucho ni demasiado interesante, voy a aprovechar para tomarnos un descanso y darle hueco a lo que de verdad ha sido hacer la cuarentena. El ruido del virus, que ya ha llegado a España, lo ha eclipsado todo, pero hoy, justo cuando muchos de vosotros empezáis vuestra cuarentena, tengo espacio para hablaros de la mía, o más bien de lo que ha sido.

En estos días, cada noche me ha costado conciliar el sueño y, al despertar, ha sido más difícil de lo normal salir de la cama.

Te puede interesar: ‘Análisis: solo un aislamiento riguroso podrá frenar el aumento de muertes e infecciones’ »

Hice un horario que apenas he cumplido y en mis expectativas añadí el doble de actividades de las que he realizado. Pero estas cosas no me han hecho estar mal, estas cosas que parecen síntomas de una depresión, no albergaban ese sentimiento detrás.

Eran producto de la calma, la tranquilidad, de un nuevo ritmo que no necesitaba tanta organización ni la acumulación de mil cosas que hacer. He acabado sumergida en una nueva rutina que se ha ido generando sola, pautada, claro, por las obligaciones diarias.

Más allá de ellas, ver películas, engancharme a un libro, hablar por teléfono y practicar yoga han sido las actividades que más me han entretenido.

Lo que realmente he llevado mal ha sido sentirme tratada con el temor de poder estar contagiada. Creo que las medidas de prevención han sido algo excesivas y, a veces, incomprensibles. Y, bueno, el hecho de no haber visto a nadie durante todo este tiempo, salvo a la persona que viene a tomarme la temperatura, también ha pesado.

Pero más allá de esto, he conseguido que pasen los 14 días sin volverme loca y mantengo el entusiasmo para mañana, en cuanto suene el despertador, salir fuera. Según las previsiones del tiempo ¡va a hacer muy buen día!

Te puede interesar: ‘Así se realiza una cuarentena domiciliaria’ »

Yo me he sentido muy privilegiada porque la cuarentena es una obligación para todos, pero no todos tenemos las mismas circunstancias: hay quienes tienen que cumplirla en un hospital, otros en una habitación de hotel, en China hay pisos hasta con 17 personas juntas debido a que les pilló en medio de las fiestas…

Es verdad que la idea, de pronto, de tenernos que encerrar en casa resulta abrumadora, percibes tu casa como una prisión y a ti injustamente encarcelado. Pero bueno, insisto en que no es para tanto.

Ahora en España es necesario que la gente permanezca en casa y, probablemente, muchos vivís con seres queridos con los que tener contacto diario y no vais a ser tratados como unos enfermos altamente peligrosos. Además, los bares, cines, teatros empiezan a estar cerrados por lo que la única tentación que tenéis que resistir es la de salir a dar un paseo, que bueno, también cuesta, pero…

Así que buscar entretenimiento, comenzar la cuenta atrás, sentir que hacéis cuarentena de forma voluntaria, valorar vuestras condiciones, tomaros la temperatura todos los días, si salís de casa hacerlo con mascarilla, y mucho ánimo.

Mañana os podré contar cómo están las cosas fuera, al fin podré salir.

14 días completos y no he tenido fiebre ni uno solo.

Baibai