China comienza a felicitarse, y yo tengo que colgar en la puerta mi temperatura diaria - BuscandoRespuestas.com

BuscandoRespuestas.com

Actualidad médica

China comienza a felicitarse, y yo tengo que colgar en la puerta mi temperatura diaria

10 marzo, 2020

No te pierdas: ‘El Diario de Bea’ »

Nihao.

Hoy traigo la pequeña e inexplicable nueva norma de la cuarentena.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentrios, enviar preguntas…

Mientras daba la clase online, han llamado de imprevisto a la puerta para avisarme de que, a partir de ahora, por orden del gobierno, habrá un papel colgado en mi puerta que notifique la temperatura que registro diariamente de forma pública.

Por si la silla era poca muestra, han visto necesario también esto. Ante mi pregunta a la dirección del colegio de “¿cuál es la finalidad?”, aún no he hallado respuesta y no creo que la tenga nunca.

Pero es que esto ya sí que se me escapa. Porque, por lo menos, la silla tiene una “explicación”, ya que es donde dejan el desayuno, la comida y la cena.

Ahora ya no solo queda a la vista a través de varias señas que estoy en cuarentena, por si los más prevenidos prefieren lavarse las manos después de pasar (o yo qué sé), si no que encima pueden detenerse para informarse de cómo avanza mi caso. En fin, todo son reglas para hacer esto lo más llevadero y normal posible.

Te puede interesar: ‘Así se realiza una cuarentena domiciliaria’ »

Pero sí, para los orientales del país que lleva ocupando un gran protagonismo mundial los últimos meses, todo lo que se lleva a cabo es por seguridad. En los medios de comunicación, en las redes sociales y en los mensajes enviados por los más creativos podemos comprobarlo.

Aquí os dejo una representación caricaturizada de cómo algunas personas en China ven la forma de enfrentar al virus en diferentes países. No hay que verlo como más allá de una representación parodiando con humor la situación, pero, aunque sea dentro de un breve mensaje acompañado de un dibujito, el objetivo sigue siendo ensalzar el esfuerzo y la prudencia con la que el “pueblo chino” está luchando esta batalla, a diferencia de otros países.

Y, como este o estos “artistas” no han contado con España, comparto el mensaje que ayer publicaba un contacto de mis redes sociales en la aplicación WeChat, como WhatsApp, pero versión china, que contiene un apartado de publicaciones de mensajes e imágenes.

Tras la ironía, parece que no comprenden muy bien el enfoque que se está dando en otros lugares del mundo, como me ocurrió a mí con China al llegar aquí. Pero por lo menos yo he llegado a plantearme si habría que tomarse todo esto más en serio. ¿Ellos se han planteado en algún momento el posible extremismo de sus medidas? La verdad, por lo menos por una gran mayoría, no lo creo.
Y como al final hasta puede resultar que en la esencia tengan razón…

Baibai