MPA: Mi madre tiene demencia y con el confinamiento se está agravando. Se lía y a veces cree que su hijo no es su hijo, pero a la vez sí lo es. A veces se le olvida que no puede salir y se enfada. No se pone violenta, pero es difícil hacerle cambiar de idea. No sabemos que hacer y cuesta sobrellevarlo. - BuscandoRespuestas.com

BuscandoRespuestas.com

Atención Psicología

MPA: Mi madre tiene demencia y con el confinamiento se está agravando. Se lía y a veces cree que su hijo no es su hijo, pero a la vez sí lo es. A veces se le olvida que no puede salir y se enfada. No se pone violenta, pero es difícil hacerle cambiar de idea. No sabemos que hacer y cuesta sobrellevarlo.

15 abril, 2020

Responde Raquel Roizner García. Psicóloga de Clínica Corachan. Nº Colegiada: 11209

MPA, las personas mayores con algún tipo de demencia ante situaciones de cambios como las que vivimos , donde sus hábitos, sus rutinas  se han podido ver alteradas,  pueden sentirse desorientadas en el tiempo , en el espacio, y pueden presentar dificultades  para reconocer el entorno así como a sus seres queridos. A las personas mayores, como a los niños pequeños, hay que explicarles las cosas de forma que se ajuste a su nivel de comprensión. Hay que comunicar con mensajes claros, con gestos acompañados de contacto físico para captar la atención de ellas y hablarles desde la calma y el cariño. Hay menos tolerancia a la frustración y por eso el enfado aparece en cuanto se le niega hacer algo que desea. Mantener en estos días de confinamiento una rutina habitual  es fundamental ya que sienten que hay un orden , un control y eso es generador de seguridad. Planificad el día e id explicándole con anticipación, paso a paso, en que consistirán esas actividades. Aprovechad estos días para recordar con ella el pasado, anécdotas y recuerdos acontecidos hace años. Las personas con demencia suelen recordar con claridad vivencias de hace más de 30, 40 años, sin embargo muchas no logran recordar lo sucedido hace 30 o 40 minutos ( memoria a corto plazo). El humor también puede seros de gran ayuda. Buscad como familiares apoyo en alguna asociación .Compartir vuestra experiencia y sentimientos os ayudará a gestionar emocionalmente mejor la situación y os sentiréis comprendidos y acompañados. Recurrir a su médico de referencia si observáis un empeoramiento de su estado físico y/o anímico.