ANTONIO: Estoy entre los grupos de riesgo y mi ansiedad empieza a afectar a mi hija ¿Cómo puedo canalizarlo? - BuscandoRespuestas.com

BuscandoRespuestas.com

Atención Psicología

ANTONIO: Estoy entre los grupos de riesgo y mi ansiedad empieza a afectar a mi hija ¿Cómo puedo canalizarlo?

16 abril, 2020

Responde Montse Busquets. Psicóloga Infantojuvenil. Institut RET. Colegiada Nº: 13283

P.- ANTONIO: El estado de tensión laboral, económica y el hecho de encontrarme entre los grupos de riesgo al tener un pulmón menos, me mantiene en un estado de ansiedad e irritabilidad que están haciendo que lo sufra mi hija mayor (7 años) Está siendo con la que, involuntariamente, estoy volcando mi estado ya que me encargo que hagan la tarea de clase. Es muy comprensible, pero, cuando pasan las horas, me doy cuenta de que me he pasado con ella en exigencia y demás, y el resultado de estrés. ¿Cómo puedo canalizarlo? Me siento culpable y ella no se merece soportar mi estrés.

R.- Hola Antonio, la situación que estamos viviendo hace que tengamos reacciones poco funcionales debido a la ansiedad, el miedo o el estrés. Es normal sentirte así, sin embargo, es importante gestionar ese malestar, no evitar sentirlo, para poder canalizarlo mejor y así no sentirnos culpables por nuestras conductas.

Es importante que hables con tu hija. Con 7 años es capaz de entender, a su nivel, lo que está pasando. Podemos hablar de cómo se siente papá, y que a veces tienes reacciones que no son correctas, por ello debemos saber pedir perdón. No olvides que los papas somos modelos, nuestros hijos nos copian. Somos humanos y como tal nos podemos equivocar. Esto es un buen modelaje y estás haciendo que tu hija aprenda a reconocer que nos podemos equivocar a expresarlo, pedir perdón y rectificar.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentrios, enviar preguntas…

Le puedes explicar que estos días papa está un poco nervioso ya que, como a ella, esto de estar tanto tiempo en casa no te gusta, eso hace que a veces le digas las cosas de una manera poco adecuada (gritando, por ejemplo). Discúlpate e intenta dedicar ratitos de atención positiva con ella. Juega, lee cuentos, dibuja, cocina… Procura buscar momentos agradables para poder compensar los momentos de más estrés. Es importante que cuando notes que estás más alterado, te retires antes de reprocharle cosas a tu hija de las que luego hacen que te sientas culpable. La técnica de paro y me retiro puede ayudarte a que el malestar de ese momento no influya en tu hija.

A sí que te aconsejo:

1      Hablar con tu hija (sobre como te sientes y que está pasando)

2      Pedir disculpas (modelaje)

3      Buscar momentos agradables (atención positiva)

4      Retirarte cuando te notes más alterado. Busca un espacio para ti donde puedas conectar con tu malestar.