JESUS: Buenas, he estado aguantando la primera semana bastante bien dentro de la preocupación, pero hace un par de días se llevaron a mi hermano y está ingresado con muy fuerte neumonía y posiblemente tiene coronavirus, A partir de ese día me encuentro muy mal con mareos, ganas de vomitar y no paro de pensar lo peor, y no tengo ganas de comer. Que me recomendaría gracias. - BuscandoRespuestas.com

BuscandoRespuestas.com

Atención Psicología

JESUS: Buenas, he estado aguantando la primera semana bastante bien dentro de la preocupación, pero hace un par de días se llevaron a mi hermano y está ingresado con muy fuerte neumonía y posiblemente tiene coronavirus, A partir de ese día me encuentro muy mal con mareos, ganas de vomitar y no paro de pensar lo peor, y no tengo ganas de comer. Que me recomendaría gracias.

23 marzo, 2020

Responde Laura Andrés Rodríguez. Psicóloga de Presencia Activa. Colegiada Nº 25096

Hola Jesús, antes que nada, decirte que es completamente normal sentirse muy, preocupado estando tu hermano ingresado por neumonía estos días en no paran de llegar noticias alarmantes. Los síntomas que me describes son síntomas de ansiedad, no sé si estás familiarizado con esta emoción, quizás sí, pero no tan fuerte. Te recomiendo algunas técnicas que espero que te sean de ayuda a controlar los síntomas que me describes: La primera sería una técnica de relajación (relajación de Jacobson o respiración diafragmática). Otra opción para hacer relajaciones son las app móvil que muchas son gratuitas durante el confinamiento. Puedes dedicarle un rato a ver cuál te gusta más, que voz te relaja más, etc. La segunda técnica que te propongo es intentar parar el pensamiento. El funcionamiento normal de la mente cuando uno está preocupado por algo es darle vueltas al mismo tema, y cuando hay ansiedad, lo más común es que nos encontremos una y otra vez en el peor escenario posible. Pues bien, intentar no darle más cuerda de la necesaria a este pensamiento es primordial para poder controlar la ansiedad. Cuando detectes que tu pensamiento se vuelve a disparar, que estás otra vez pensando en lo peor, dite a ti mismo “ya basta, por más que yo piense en lo terrible que sería, torturarme con estos pensamientos no va a ayudar a mi hermano, y me están enfermando a mi”. Intenta distraerte con alguna actividad agradable, ocupa partes de tu tiempo e intenta mantenerte activo. Ojo! Con esto no quiero decirte que intentes no pensar nunca en tu hermano o en la situación, me refiero sólo a las veces que el pensamiento se interpone en tu día a día, o que la ansiedad empieza a subir de más. Por lo demás, es importante hablarlo con conocidos y/o familiares, expresar tu preocupación y tu miedo. La expresión del miedo a tus seres queridos os va a unir mucho, y os va a aportar consuelo en estos días tan difíciles. Espero haberte podido ayudar, mis mejores deseos para tu hermano y toda tu familia.