JONATAN: Hola, somos una pareja joven, ambos tenemos trabajos de responsabilidad en multinacionales y teletrabajamos. Tenemos 2 hijos, uno de 1 año y otra de 3. Nos encontramos en una situación muy crítica de estrés, ansiedad y fatiga que no sabemos como resolver o suavizar. La cuestión es que con los críos tan pequeños, necesitan atención absoluta, pues están en una edad en la que quieren hacer todo lo que no pueden, salir al balcón, jugar con enchufes, cables, abrir el gas, subirse a los muebles, golpear puertas, etc...y tampoco son capaces de entretenerse solos, como viendo una película, pintar, etc. Esto nos lleva a tener que turnarnos para trabajar, o sea, hacer 4 horas de jornada en lugar de 8, y aun así el que trabaja está constantemente requerido, interrumpido y molestado. El pequeño además está en la edad del NO, de pegar y rebelarse ante todo. La mayor, con los celos. Además son muy malos comedores y dormidores, por lo que cada comida nos lleva 2 horas, y dejan la cocina perdida de suciedad. De modo que por su comportamiento se nos complica más si cabe, y tampoco podemos desarrollar actividades todo el día que interesen a ambos al mismo tiempo. Por la noche, después del baño y ponerlos a dormir, toca trabajar para intentar avanzar con todo lo que hemos dejado pendiente durante el día, y luego estamos tan estresados que tenemos el estómago encogido y ni ganas de cenar. Nos vamos a la cama, casi sin hablar, e incluso nuestro aseo personal ha bajado a mínimos. Esto nos lleva a múltiples discusiones entre nosotros, con los pequeños, gritos, y claro, la ansiedad se multiplica. Nos peleamos entre nosotros por trabajar! Ahora además, tanto de la escuela como la guardería, nos comunican que no van a descontarnos ni un ápice de las cuotas mensuales, lo cual nos ha enervado más si cabe. Hemos llegado a tal punto de colapso emocional por el estrés generado, que creo que me sentiría más cómodo siendo infectado por el virus y al menos obteniendo la baja laboral de ambos para intentar reconducir esta situación que ya es insostenible. Pues si no me mata el virus, lo hará esta ansiedad que de un modo u otro nos dejará secuelas. Gracias anticipadamente por cualquier consejo que puedan darnos. - BuscandoRespuestas.com

BuscandoRespuestas.com

Atención Psicología

JONATAN: Hola, somos una pareja joven, ambos tenemos trabajos de responsabilidad en multinacionales y teletrabajamos. Tenemos 2 hijos, uno de 1 año y otra de 3. Nos encontramos en una situación muy crítica de estrés, ansiedad y fatiga que no sabemos como resolver o suavizar. La cuestión es que con los críos tan pequeños, necesitan atención absoluta, pues están en una edad en la que quieren hacer todo lo que no pueden, salir al balcón, jugar con enchufes, cables, abrir el gas, subirse a los muebles, golpear puertas, etc…y tampoco son capaces de entretenerse solos, como viendo una película, pintar, etc. Esto nos lleva a tener que turnarnos para trabajar, o sea, hacer 4 horas de jornada en lugar de 8, y aun así el que trabaja está constantemente requerido, interrumpido y molestado. El pequeño además está en la edad del NO, de pegar y rebelarse ante todo. La mayor, con los celos. Además son muy malos comedores y dormidores, por lo que cada comida nos lleva 2 horas, y dejan la cocina perdida de suciedad. De modo que por su comportamiento se nos complica más si cabe, y tampoco podemos desarrollar actividades todo el día que interesen a ambos al mismo tiempo. Por la noche, después del baño y ponerlos a dormir, toca trabajar para intentar avanzar con todo lo que hemos dejado pendiente durante el día, y luego estamos tan estresados que tenemos el estómago encogido y ni ganas de cenar. Nos vamos a la cama, casi sin hablar, e incluso nuestro aseo personal ha bajado a mínimos. Esto nos lleva a múltiples discusiones entre nosotros, con los pequeños, gritos, y claro, la ansiedad se multiplica. Nos peleamos entre nosotros por trabajar! Ahora además, tanto de la escuela como la guardería, nos comunican que no van a descontarnos ni un ápice de las cuotas mensuales, lo cual nos ha enervado más si cabe. Hemos llegado a tal punto de colapso emocional por el estrés generado, que creo que me sentiría más cómodo siendo infectado por el virus y al menos obteniendo la baja laboral de ambos para intentar reconducir esta situación que ya es insostenible. Pues si no me mata el virus, lo hará esta ansiedad que de un modo u otro nos dejará secuelas. Gracias anticipadamente por cualquier consejo que puedan darnos.

23 marzo, 2020

Responde Montse Busquets. Psicóloga Infantojuvenil. Institut RET. Col.13283

Hola Jonatán, combinar teletrabajo con el cuidado de dos hijos en edades tan tempranas requiere de una buena dosis de paciencia y un buen plan de organización. Esta manera de funcionar es nueva lo que requiere de una fase de adaptación para todos. Como muy bien dices, en estos momentos tus hijos demandan mucha atención, pues se encuentran en etapas evolutivas donde su desarrollo implica moverse, explorar, experimentar y esta es la realidad. Muchas veces el nivel de ansiedad y estrés que tenemos los papás viene porqué nuestras expectativas, en un momento determinado, están “años luz” de la realidad. En vuestro caso, la expectativa de poder trabajar con calma sin que éstos os demanden mientras estáis trabajando, no se acerca a la realidad con lo que cada vez que pretendáis conseguir este objetivo, al no verse cumplido, va a generar estrés, malestar y malhumor. Y cuanto más estresados estamos peor manejamos la situación. La ansiedad y el estrés no os deja ser resolutivos, productivos ni funcionales, al contrario, empeoráis la situación. Es importante que aceptéis la realidad, pensar que esta situación es temporal y no es para siempre. A nivel de pareja necesitáis funcionar como un equipo y en estos momentos más que nunca puesto que la realidad es que vamos a llegar cansados al final del día, son muchos los frentes que tenemos abiertos y aceptar esta realidad os va ayudar a sobrellevarla mejor. Si pretendéis no sentiros así o controlar lo incontrolable os estáis alejando de la realidad con lo que probablemente os va a llevar a los reproches y conflictos que, en lugar de pensar en soluciones, resolver las situaciones problema y ser más productivos solo los empeorareis. Es importante que os cuidéis, físicamente y emocionalmente. Es necesario crear una rutina, tanto para vosotros como para vuestros hijos. Repartiros los momentos que estáis con ellos por separado y juntos (es decir habrá momentos que podréis estar 1 con los dos y el otro librar, pero en muchos otros los dos deberéis estar con vuestros hijos) Necesitáis un buen plan de trabajo, donde tendréis que encajar vuestras tareas laborales dentro de la realidad. si las expectativas superan la realidad os frustrareis y esto es lo que genera la ansiedad y el estrés que a niveles altos os invalidan y bloquean. Y los más importante, el momento que estéis con vuestros hijos requiere de una ATENCIÓN PLENA. Y eso a veces los padres tenemos que entrenarlo. Mientras estemos con ellos debemos alejar nuestra mente de las responsabilidades del trabajo, tolerar ciertas incomodidades (como no todo está tan ordenado como me gustaría, tolerar que haya ruido mientras estoy en la videoconferencia…) aceptar que no puedo llegar a todo, y que esta realidad no es sola mía sino de casi todo el mundo y acercar las expectativas a la realidad del momento. Esto me ayudará a aceptar mejor la realidad con lo que voy a ser más resolutivo a la hora de buscar posibles soluciones o incluso los momentos que dedique al trabajo seré más productivo, haré más en menos tiempo. También tenéis que valorar ahora mismo donde gastáis energías y donde no. Que cosas dependen de mí y que cosas no. Ahora mismo las expectativas que tenéis al no acercarse a la realidad no os dejan tomar buenas decisiones. Y no os olvidéis del sentido del humor en este momento puede ayudar a flexibilizarnos y bajar tensión.