MUCHO OJO CON...La calefacción (ojo seco),la contaminación (conjuntivitis)y el tabaco (degeneración macular) - BuscandoRespuestas.com

BuscandoRespuestas.com

Salud

MUCHO OJO CON…
La calefacción (ojo seco),
la contaminación (conjuntivitis)
y el tabaco (degeneración macular)

19 noviembre, 2019

Dr. Miguel A. Zato Gómez de Liaño
Catedrático de Oftalmología. Académico Correspondiente de la Real Academia Nacional de Medicina. Jefe del Servicio de Oftalmología de la Clínica La Zarzuela. Ha participado en expediciones de ayuda humanitaria a más de 16 países.

La oftalmología es una especialidad médica, pero también quirúrgica. Tanto es así, que esta rama de la medicina es la precursora desde hace 50 años de la denominada cirugía de mínima incisión, objetivo de la cirugía universal.

El ojo tiene un diámetro transversal de 23,5 milímetros; un diámetro vertical de 23 mm, y un diámetro anteroposterior de entre 22 y 24 mm. Con estas dimensiones, en la cirugía oftálmica una mínima incisión tiene entre 1,8 y 2 milímetros, y una gran incisión tan sólo 6 mm.

Estas medidas son posibles gracias a los avances de la tecnología robótica y de la aparición del láser.

¡SÚMATE A NUESTRA COMUNIDAD!

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentrios, enviar preguntas…

Tanto en la operación de cataratas, la que más se realiza en el mundo, como en el glaucoma, continúa el trabajo para reducir al máximo la incisión con el fin de lograr cirugías ambulatorias y, lo más importante, una recuperación más rápida del paciente.

En la cirugía oftálmica una
mínima incisión tiene
2 mm
y una gran incisión
tan solo 6 mm

En cuanto a la investigación terapéutica médica, está actualmente centrada en la lucha contra las enfermedades visuales de origen genético y degenerativo.

Así, uno de los fármacos más caros del mundo es el que se utiliza en los únicos dos tipos de retinosis pigmentaria que hasta ahora tienen tratamiento.

Este medicamento consiste en incorporar a un virus los genes que le faltan al paciente. A continuación, se infecta con ese virus la retina y, al reproducirse, el virus transmite los genes que le faltan a las células de la retina.

Otro de los elementos con el que se está trabajando para combatir la ceguera son las células pluripotenciales, conocidas también como células madre. Su uso se centra fundamentalmente en las enfermedades visuales degenerativas.

Se trata de intentar volver a tener células jóvenes que suplan las que van muriendo en aquellas estructuras del ojo que no se regeneran, tal y como ocurre en la retina con la degeneración macular.

Con este tipo de células también se está trabajando para que, en caso de traumatismos o accidentes, se pueda devolver la transparencia al ojo en otras estructuras que tampoco se reproducen, como la córnea, el endotelio y la parte anterior del ojo.

Este tipo de investigaciones son lentas y pesadas, pero seguir trabajando en ellas permitirá poder llevarlas a clínica.

En el campo de la investigación farmacológica, el trabajo está centrado en la búsqueda de fármacos que cada vez tengan menos efectos secundarios, que sean cada vez más eficaces, y, sobre todo, con una posología menos frecuente.

Hasta hace muy pocos años, para tratar el glaucoma era necesario que el paciente tuviera que echarse hasta 5 gotas diarias en los ojos. En la actualidad, ya hay tratamientos que sólo requieren una gota diaria.

La simplificación de la posología aumenta la eficacia del tratamiento al requerir menos esfuerzo al paciente y evita los olvidos durante el tratamiento.

Consejos

La medicina preventiva es la mejor porque evita enfermedades, sufrimiento a los pacientes y, además, ahorra dinero.

Para mantener sanos nuestros ojos, los expertos recomiendas una serie muy amplia de medidas preventivas muy fáciles de aplicar en nuestro día.

En primer lugar, están las medidas higiénicas. La más importante de ellas, si tenemos en cuenta que la degeneración macular es una de las principales causas de ceguera en España, es dejar de fumar.

Dejar este mal hábito permitirá que la afección se presente más tarde o, directamente que no se presente.

Es conveniente también, evitar las zonas contaminadas, con el fin de evitar las conjuntivitis. En las zonas de mucha polución las conjuntivitis alérgicas son cada vez más frecuentes.

La contaminación puede ser química o física, cualquier sustancia irritativa, las partículas en suspensión o las radiaciones de cualquier tipo, incluidas las que se reciben durante un día de esquí pueden afectar a nuestros ojos.

Todos estos elementos provocan la inflamación de la conjuntiva, una membrana transparente que recubre parte del globo ocular y la porción interna de los párpados. Está inflamación produce enrojecimiento, picor, hinchazón de los párpados, lagrimeo y secreciones.

También es recomendable evitar los ambientes muy resecos tanto en invierno, debido a la calefacción, como en verano a causa de los aires acondicionados.

Un 50% de humedad y una temperatura ambiente entre 18 y 25 grados favorecerá nuestra salud visual.

El uso de las gafas de sol es esencial para proteger nuestra vista. Disminuyen el estrés oxidativo en la retina porque reducen las radiaciones por encima del violeta, los famosos rayos ultravioletas. Con su uso reduciremos las lesiones de los neuroreceptores visuales.

Pero ojo, debemos utilizar siempre gafas de sol homologadas por la Unión Europea, que son las que llevan los filtros ultravioletas.

En pleno periodo estival debemos tener mucho cuidado con donde disfrutamos de nuestros baños. Porque muchas conjuntivitis víricas y bacterianas tienen su origen en entornos húmedos como piscinas, ríos, pozas o charcas infectadas.

Es conveniente…

Primera revisión:
antes de los
4 años
OJO VAGO
Segunda revisión
a los
20 años
MIOPÍA, HIPERMETROPÍA Y ASTIGMATISMO
Tercera revisión
antes de los
40 años
GLAUCOMA
Cuarta revisión
antes de los
65 años
DEGENERACIÓN MACULAR

Revisiones

Una de las afecciones oculares leves más usuales es el ojo seco. Normalmente aparece alrededor de los 40 años, sobre todo en mujeres, y se agrava por los factores ambientales.

Lo mejor para tratarlo es acudir al oftalmólogo al primer síntoma y comenzar a usar lagrimas artificiales.

Y son precisamente las visitas al especialista el otro grupo de recomendaciones preventivas para asegurar la salud visual.

Así, es conveniente que los niños acudan a revisión antes de cumplir los 4 años con el fin de afrontar patologías como el ojo vago. Esta patología infantil se cura en el 90% de los casos antes de que el niño cumpla 8 años. A partir de esta edad es prácticamente imposible curarla.

Estas revisiones para los más pequeños permitirán al especialista detectar precozmente otras afecciones, como la miopía, para garantizar el desarrollo visual normal del niño.

La siguiente revisión “obligatoria” está en torno a los 20 años, momento en el que la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo terminan de desarrollarse. En las mujeres este desarrollo se produce sobre los 18 años, en los hombres entre los 21 y los 22.

Y antes de los 40 años debemos tomarnos la tensión ocular y así, descartar el glaucoma o que seamos calificados de sospechosos y entremos en un protocolo de revisiones rutinarias.

Si con 65 años hemos tenido la suerte de no tener ninguna afección ocular, es el momento de volver a revisar nuestros ojos para prevenir las degeneraciones maculares mediante el uso de filtros y otras terapias que retrasen la aparición de esta enfermedad.

¿Son peligrosos para la
vista los dispositivos móviles?

Cuando nos situamos delante de la pantalla de nuestro ordenador, móvil o tableta nuestra frecuencia de parpadeo disminuye un tercio. Hasta aquí las evidencias científicas porque, hoy por hoy, no hay ningún estudio fiable que asevere que la afección que este tipo de dispositivos móviles puede tener en nuestra vista.

Los pocos estudios que de momento hay están realizados en países orientales (China, Japón, Singapur…) en los que la miopía es más frecuente. Así, los estudios no son extrapolables a otras regiones. Será necesario el paso de 20 o 30 años para comprobar si existe una relación real entre el uso de dispositivos móviles y las afecciones en la vista.

Mientras, lo único claro es que pasar muchas horas delante de una pantalla es una forma muy eficaz para diagnosticar afecciones oculares con más antelación.

Nos damos cuenta de que no vemos bien y acudimos antes a nuestro oftalmólogo.

Uno de los fármacos más caros del mundo, y en una sola aplicación

Las enfermedades genéticas hereditarias son unas de las causas de ceguera más importantes en el mundo y uno de los fármacos más caros del mundo se utiliza para tratar una de estas dolencias, la retinosis pigmentaria.

Se trata de un síndrome producido por numerosas alteraciones génicas, de las que más de 200 están identificadas. Solo dos de ellas pueden tratar con este producto mediante una aplicación única que acaba con el problema de raíz al reparar el ADN defectuoso.

En concreto, introduce una copia útil del gen que falta en el ojo, y desde allí provoca que el organismo fabrique una proteína esencial para la vista.

! Sabías que…

La operación que más se realiza en el mundo es la de cataratas

Si se operara a todos los pacientes aquejados de cataratas en el mundo, el número de ciegos se reduciría un 50%.

La aparición en la década de los 80 de las lentes intraoculares y los procedimientos normalizados de la cirugía de la catarata son algunos de los avances científicos más apasionantes en el campo de la oftalmología.

El bajo coste del material fungible, la brevedad de la operación y de la hospitalización posquirúrgica de los pacientes y los sustanciales efectos positivos en la vida de las personas hacen de la cirugía de la catarata una de las intervenciones sanitarias más ‘costoeficaces’.

La cirugía de la catarata mejora la calidad de vida, y se han observado aumentos de la cantidad y la calidad de estas intervenciones, que ya están disponibles en 102 países del mundo.

Hay 1.500 millones de personas con problemas visuales

Según datos de la OMS, en el mundo hay 1.500 millones de personas con deficiencia visual. Se trata de una proporción considerable de la población mundial, que necesita atención oftalmológica y otros servicios y que, muy probablemente, encuentra dificultades a diario por esa causa. La cifra incluye:

  • 36 millones de ciegos.
  • 217 millones con deficiencia visual de moderada a grave.
  • 189 millones con problemas leves.
  • 1.100 millones con presbicia.

Gafas para ciegos

La inteligencia artificial vuelve a ser la responsable de hacer la vida más fácil a los ciegos y discapacitados visuales. Entre los dispositivos de reciente creación encontramos lo que podríamos llamar unas gafas para ciegos.

Se trata de un pequeño aparato que, instalado en la patilla de las gafas, da información auditiva sobre textos, personas, productos…

Con un sencillo gesto de la mano el usuario señala una prenda de su armario y el gadget identificará el color. También posee una gran base de datos sobre productos, de tal manera que, señalando el código de barras, el invidente sabrá qué producto tiene en su mano.

También reconoce billetes y rostros en tiempo real.

El especialista

Dr. Miguel A. Zato Gómez de Liaño

Catedrático de Oftalmología

Profesor Honorario de Oftalmología en el Departamento de Cirugía de la Universidad Autónoma de Madrid desde el año 1991.

Director del Departamento de Oftalmología del Hospital de La Zarzuela de Madrid.

Miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Oftalmología y vicepresidente de la Sociedad Española de Estrabismo.

Preside la Fundación Instituto Español de Ciencias Visuales, es Vicesecretario de la Sociedad Española de Oftalmología y patrono de su fundación.

Destaca su labor de cooperación, participando en expediciones de ayuda humanitaria a más de 16 países en vías de desarrollo durante los últimos 10 años.

Esta labor le ha valido ser galardonado por S.M. El Rey con la Medalla al mérito civil en el grado de encomienda.

Ha participado en 32 proyectos de investigación sobre el flujo axoplásmico, la farmacodinámica de antibióticos, el estrabismo, glaucoma, cirugía refractiva o cirugía de catarata

Es autor de 7 libros relacionados con distintos aspectos de la oftalmología.