Nadie es demasiado viejopara dejar de fumar - BuscandoRespuestas.com

Salud

Nadie es demasiado viejo
para dejar de fumar

Sin tabaco el cáncer de pulmón sería una rareza… y un tercio de los españoles sigue fumando

Más del 20% de todas las defunciones por cáncer en España tienen su origen en el pulmón

José Luis Álvarez-Sala Walther
Catedrático de Patología Médica/Neumología y presidente de la Asociación de Catedráticos. Decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid hasta 2018. Jefe del Servicio de Neumología del Hospital Clínico San Carlos. “Neumólogo del año” en 2001 y Premio “Médico del año” en 2002

Antes de entrar a explicar los grandes avances que la investigación médica está incorporando al mundo de la neumología, hay que empezar por dar un grito de alerta que no por ser el más conocido ha dejado de ser trascendental:

¡¡HAY QUE DEJAR DE FUMAR!!

El glosario de consejos se puede resumir en dos: abandono de los malos hábitos -tabaquismo fundamentalmente- y vigilancia activa para acudir al especialista ante el mínimo síntoma.
Es una afirmación en la que seguro que coincidiremos todos los especialistas… Lo primero, NO FUMAR.

Lo mejor es no iniciarse en el tabaco, pero si lo hemos adquirido, dejémoslo.

Nunca es tarde para dejar de fumar. Siempre aporta beneficios, aunque sea en la vejez. Piense que al final de la vida es cuando se presentan la mayoría de los problemas respiratorios.

¡Súmate a nuestra comunidad!

Podrás escuchar nuestros pódcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas...

Hazte una cuenta ahora GRATIS

Sin tabaquismo -cerca de un tercio de los españoles fuma o utiliza dispositivos electrónicos- apenas diagnosticaríamos EPOC y el cáncer de pulmón sería una rareza.

Pero pese a lo mucho que se insiste desde todos los ángulos de la vida, un tercio de los españoles sigue fumando. Y el tabaco es el responsable de hasta un 33% de los tumores a nivel global, y de hasta un 22% de las muertes por cáncer

Y en España, más de 20.000 personas mueren cada año como consecuencia del cáncer de pulmón, lo que supone la suma de las defunciones causadas por el de colon y el de mama. Más del 20% de todas las defunciones por cáncer en España.

Pero tenemos la solución al alcance de la mano. Dejar de fumar no es un imposible. Y probablemente sea el ‘negocio’ más rentable que un ser humano puede hacer.

El tabaco…
Es el responsable del
33%
de los tumores en el mundo
Y del
22%
de las muertes por cáncer
En España…
20.000
personas mueren cada año como consecuencia del cáncer de pulmón

Al primer síntoma de insuficiencia respiratoria debemos acudir al médico

Aunque parezca obvio, ante la aparición de cualquier síntoma de insuficiencia respiratoria debemos acudir al Médico. Una simple espirometría sigue siendo capaz de detectar los primeros problemas cuando aún hay tiempo de ponerles remedio.

Y otra cuestión muy importante que los pacientes no deben olvidar, es la necesidad de cumplir escrupulosamente con las pautas de la medicación. Es lo que se llama adherencia al tratamiento.

El caso de los pacientes de asma resulta muy característico. Los enfermos notan una mejoría inicial y a los quince días abandonan el tratamiento. ¿Y qué ocurre? Que reaparecen los síntomas y volvemos al principio. Y retomar el tratamiento puede contraer complicaciones.

Otra cuestión de actualidad, aunque compete a la Administración, es que resulta fundamental la Vigilancia epidemiológica de las enfermedades emergentes para evitar la aparición de contagios de patologías que considerábamos erradicadas o marginales.

Los últimos avances médicos nos han dado un buen ‘respiro’

Hasta hace muy poco nos encontrábamos con un número de patologías respiratorias cuyas secuelas o consecuencias nos impedían dar un simple paseo, mantener una conversación con normalidad o incluso nos podían provocar un desmayo mientras realizamos cualquier actividad…

Por eso a la hora de hablar de avances médicos quizás tengamos que empezar por ‘los pequeños pasos’. Porque para los pacientes suponen una mejoría tal en su calidad de vida que son fundamentales, por mucho que tengan que convivir con una enfermedad crónica el resto de sus días.

Contar, por ejemplo, con un dispositivo que nos indique cómo trabaja el sistema respiratorio en cada momento, o un aparato portátil que nos aporte aire de mejor calidad o simplemente distanciar los ingresos y la estancia en los hospitales, sin duda representa un gran avance.

Y esta pequeña ‘revolución’, que afortunadamente forma parte ya de nuestra realidad cotidiana, se ha producido en apenas unas décadas.

Pulsioxímetro

Apenas abulta lo que una caja de cerillas y con solo ‘pinzar’ un dedo, este dispositivo aporta información fehaciente de los niveles de saturación de oxígeno en sangre. Es decir, si la sangre transporta, en cantidad, el oxígeno necesario para que funcione nuestro organismo.

Si los niveles de saturación se sitúan por encima de 90, el aparato indica que estamos en una situación de normalidad. En cambio, por debajo de esta cantidad alerta sobre la posibilidad de un problema de insuficiencia respiratoria.

Antes nos podía pillar desprevenidos, ahora, en el mejor de los casos esta crisis se soluciona administrando oxígeno extra y en los más graves, acudiendo a un hospital.

Son un aliado fundamental en el hogar para personas que padecen problemas de respiración como neumonías, asma, insuficiencia cardíaca o bronquiolitis infantiles. Sí, aquellas enfermedades del bebé que hace unos años nos obligaban a pasar noches en vela contando sus respiraciones para saber que estaba bien.

Concentradores de oxígeno

Vivir conectado a una máquina -por unas horas o cuasi permanentemente- que nos proporciona oxígeno a mayor concentración, ha sido un gran avance que permite a los pacientes desenvolverse con libertad, aunque tengan que ‘tirar’ del carrito que porta el dispositivo.

El concentrador extrae y concentra el oxígeno que contiene el aire y lo suministra al paciente a través de una cánula nasal, los famosos antifaces o mascarillas.

El oxígeno líquido portátil, en cambio, lleva un pequeño tanque de oxígeno líquido que hay que recargar.

Unos y otros los tiene que pautar un especialista, que en función de nuestro déficit establecerá los parámetros con los que debe de trabajar la máquina y el tiempo de uso.

Nuevos inhaladores y tratamientos biológicos para los enfermos de asma

Del mismo modo, en el terreno de los inhaladores conseguir que en lugar de administrar la terapia cada cuatro horas se realice cada 24 horas representa no sólo detener la progresión de la enfermedad, también conseguir una mayor calidad de vida para el enfermo, ya que reduce su tiempo de dependencia del dispositivo.

En el asma, los tratamientos biológicos que recientemente han salido al mercado consiguen actuar contra los mediadores de la enfermedad. Es decir, la medicación actúa directamente contra la parte afectada.

El asma es una enfermedad que provoca una inflamación de las vías respiratorias y, por lo tanto, reduce la capacidad de entrada de aire por ellas. Tiene un componente familiar -hereditario o genético- muy establecido, aunque también se puede producir por exponernos de manera continuada a agentes externos del aire.

La introducción de los nuevos tratamientos biológicos (basados en anticuerpos monoclonales frente a dianas específicas), ha logrado mejorías notables en enfermos que padecían un asma corticodependiente.

Disminuyen el número de días con síntomas de asma, el número de hospitalizaciones y permiten la reducción de la dosis de corticosteroides inhalados.

Ahora contamos con tres nuevos en el mercado y esperamos que pronto surjan nuevos fármacos que logren más beneficios.

La apnea del sueño, en cambio, incide mayoritariamente en personas de edad media o avanzada y generalmente camina en paralelo con el aumento de peso -la obesidad-

Hoy se trata de una manera muy eficiente. Diagnosticada la enfermedad, en 48 horas el enfermo responde al tratamiento. Pasa de quedarse dormido en cualquier momento -trabajando, en la consulta, etc.- a no tener problemas.

Todo gracias a la reciente implantación de los dispositivos de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés). Este pequeño aparato resulta muy eficaz en los casos de la apnea obstructiva del sueño en la mayoría de las personas y ayuda a mantener las vías respiratorias abiertas.

Ventilación Mecánica no Invasiva para enfermos neuromusculares

Del mismo modo, los avances en investigación y en tecnología permiten que los ingresos en centros hospitalarios resulten menos gravosos para los enfermos.

La Ventilación Mecánica no Invasiva desarrolla técnicas con las que se puede ventilar (ayudarle a respirar) sin necesidad de intubación.

Estas nuevas terapias suponen, de hecho, ofrecer un importante soporte a los enfermos neuromusculares, a los tratamientos de la Esclerosis Lateral Amiotrófica o a los accidentes vasculares cerebrales.

La polución atmosférica provoca la muerte prematura de
4,5 millones
de personas en el mundo cada año

La contaminación provoca 4,5 millones de muertes prematuras

Sólo un pero que nos encontramos cada vez que salimos a la calle.

Cada día procesamos 15 m3 de aire. Es un proceso de ida y vuelta, introducimos el oxígeno a nuestro organismo y expulsamos los residuos -anhídrido carbono- al exterior a través del sistema respiratorio.

Su correcto funcionamiento depende de factores externos (la calidad del aire) y de factores internos (daños o enfermedades, sean genéticos o ambientales, que nos impiden respirar con normalidad) o el propio envejecimiento celular por la edad.

Además, los primeros pueden provocar los segundos (por ejemplo, respirar aire contaminado puede desembocar en asma, tumores, etc.)

Y una cuestión muy importante que debemos tener en cuenta es que los daños causados en los pulmones, a día de hoy, difícilmente tienen marcha atrás. Sus secuelas, como el asma, la EPOC, disnea… acaban siendo crónicas y convierten a quienes las padecen en enfermos Dependientes.

Pero la calidad del aire que respiramos depende a su vez de los niveles de contaminación. Es decir, de la cantidad de partículas nocivas -monóxido de carbono, dióxido de carbono, azufre…- en suspensión que contenga.

La polución atmosférica provoca cada año la muerte prematura de 4,5 millones de personas en el mundo. Y habría que añadir las muertes que provoca el tabaquismo.

Contamos con nuevas y mejores herramientas de diagnóstico

En cuanto al diagnóstico contamos con nuevas y mejores herramientas. Hemos pasado de la placa de tórax, la espirometría y la historia clínica – conocer los malos hábitos y otras enfermedades que pueden afectar al sistema respiratorio- a sofisticadas pruebas que nos ofrecen una imagen precisa del paciente.

La Tomografía Axial Computerizada, el Escáner y la Tomografía por Emisión de Positrones (PET) son algunas de ellas, que ahora se aplican con asiduidad en hospitales.

Así mismo, el gran avance en las técnicas broncoscópicas permite un nuevo tipo de ecografía, también conocida como EBUS, que a través de ultrasonidos puede localizar un tumor, extraer una muestra para su análisis y determinar si se trata de una lesión benigna o maligna, para a continuación abordar su tratamiento.

Tratamientos con inmunoterapia para el cáncer de pulmón

En general, la investigación neumológica camina por desarrollar tratamientos sustitutivos que pretenden suplir defectos genéticos y, en el caso del cáncer, los nuevos fármacos que no existían hace cinco años resultan menos lesivos y tienen, por tanto, menos efectos secundarios.

En Neumología abordamos el diagnóstico oncológico -cuanto más precoz mejor- y la evaluación de las capacidades residuales que le quedarán al paciente tras su paso por cirugía.

Los avances más llamativos son los tratamientos con inmunoterapia del cáncer: la utilización de fármacos con una diana especifica. El fármaco solo mata las células tumorales, ataca los factores por los que las células tumorales están creciendo.

El segundo gran avance en este campo consiste en la denominada radioterapia protónica. En España algunos hospitales cuentan con estos aparatos, pero no todos.

Esta técnica evita radiar todo el pulmón, radia el tumor exclusivamente destruyéndolo como si se tratara de un fino haz de rayo láser. En uno o dos años será una realidad clínica cotidiana en los hospitales españoles.

Enfermedades emergentes

El último gran reto al que nos enfrentamos es al grupo de enfermedades que vienen de fuera, como los casos que están apareciendo de Tuberculosis resistente. Hay que destacar que la creación de Unidades Especializadas en los hospitales resulta un avance significativo en Neumología.

En cuanto a las enfermedades emergentes raras, que siempre lo han sido, ahora caben tratamientos que no existían. Por ejemplo, en el déficit de Alfa-1 Antritipsina (ATT).

Es una proteína producida en el hígado que protege al pulmón de la degradación causada por infecciones y cuyo déficit produce un enfisema en personas jóvenes que puede conducir a la muerte.

Se trata de un problema genético, pero hay un nuevo tratamiento farmacológico que aporta al enfermo esa proteína y que permite abordar con éxito el desarrollo de estas enfermedades.

La asignatura pendiente, sustituir ‘la pieza dañada’ por una sana

Desgraciadamente, a diferencia de otros órganos, todavía no se han desarrollado pulmones artificiales. Existe uno, llamado ECMO, de uso exclusivamente hospitalario, que puede funcionar solo durante unos días.

Así que ante un daño grave las expectativas siguen pasando por el campo de los trasplantes, con el riesgo de rechazo y la aparición de infecciones.

El especialista
José Luis Álvarez-Sala Walther

Catedrático de Medicina (Patología Médica / Neumología) en la UCM.

Presidente de la Asociación de Catedráticos de la Universidad Complutense de Madrid.

El doctor Álvarez-Sala ha sido decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid (2010-2018).

Autor o coautor de 667 publicaciones científicas nacionales e internacionales.

Director, autor o coautor de 68 libros o monografías científicas.

Autor de 326 comunicaciones científicas a congresos.

Investigador principal en 38 proyectos de investigación subvencionados oficialmente y en 120 ensayos clínicos.

Ha sido galardonado como “Neumólogo del año” en 2001 y como “Médico del año” en 2002 y posee la Cruz de Honor de Oro de Sanidad de la Comunidad de Madrid (2014) y la Medalla de Oro de la Universidad Complutense de Madrid (2018).

Jefe del Servicio de Neumología del Hospital San Carlos de Madrid, que atiende a más de 25.000 pacientes cada año (entre consultas y hospitalizaciones) y realiza más de 20.000 pruebas diagnósticas.

Dispone de 27 camas en planta y de otras seis adicionales para el aislamiento de pacientes por enfermedades infecto-contagiosas así como de cuatro para cuidados de enfermos críticos y con ventilación mecánica.

Deja un comentario